Negocios & Política
Compartí

No hubo acuerdo | El campo en huelga rectifica el cese de la comercialización de granos

Desde la Sociedad Rural confirmaron las medidas de fuerzas que se realizarán a partir del lunes y hasta el miércoles. Argumentaron que es para manifestarse el "malestar" del sector con las políticas del Gobierno.

por Redacción N&P

10 Enero de 2021

Patrón. Daniel Pelegrina presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).
Patrón. Daniel Pelegrina presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA). — Foto: Télam

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, sostuvo que "la medida apunta a no comercializar granos y que no haya controles de cargas", aunque aclaró: "No queremos que se corten las rutas".

"Sólo es un llamado de atención para poner en lo más alto de la opinión pública el malestar del campo contra una medida muy perjudicial", enfatizó el dirigente en declaraciones radiales. De ese modo, subrayó: "Esto se suma a muchas otras cuestiones que se dieron el año pasado".

Contexto

  • Pelegrina se quejó del "tema de Vicentin, nuevos impuestos y otras decisiones que vienen afectando la capacidad de producción del agro argentino". La medida de fuerza se pondrá en marcha tras la decisión del Gobierno nacional de cerrar las exportaciones de maíz de manera temporal.
  • El jueves el ministro de Agricultura, Luis Basterra, mantuvo un encuentro con representantes del sector agroindustrial, los mercados de granos y la cámara avícola, en un intento por destrabar el conflicto.
  • Luego de esa reunión el Gobierno había admitido que podría revisar su decisión de suspender las exportaciones de maíz y reabrirlas antes de lo previsto.

Conclusión 

  • Pese a ello, el sector confirmó que realizará la protesta y Pelegrina remarcó: "Con el cese de comercialización no queremos molestar a nadie y mucho menos que después se nos eche la culpa por aumento de precios o desabastecimiento como consecuencia de la medida de fuerza".
  • Durante el encuentro con Agricultura, el campo se comprometió a garantizar el abastecimiento interno, mitigar efectos de cambios bruscos de precios internacionales que impactan en el consumo y promover facilidades en el acceso a la producción, así como crear una mesa de trabajo del maíz y trigo