Negocios & Política

Terminó el primer tiempo | Presupuesto, gabinete y los que ya no dan más

La versión virtual de IDEA terminó siendo una zona liberada para que buena parte de los ejecutivos de segunda línea hicieran público su antiperonismo. En el medio, apuran el lobby por el presupuesto y mandan mensajes a la Rosada: es tiempo de cambios.

por Anatole Tirecourt

16 Octubre de 2020

Guzmán, Cafiero y De Pedro.
Guzmán, Cafiero y De Pedro. — (N&P)

El gobierno de Cambiemos con el Frente de Todos tiene más cosas en común de lo que parece. Los presidentes del Banco Central tiemblan y el círculo rojo los presiona para que sigan devaluando al punto que tuvieron una corrida en el mercado paralelo ¿?, y todo el tiempo les piden cambio de gabinete.

La versión virtual del coloquio de IDEA mostró esta realidad. El chat se convirtió en la pista central de La Rural, esa zona liberada en donde los hombres y mujeres más rimbombantes de la política y la economía de la Argentina se pasean sin custodia y se muestran sin pudor. Los elogios a Martín Redrado y a Hernán Lacunza hicieron recordar a más de uno a momentos entrañables del evento palermitano como cuando el fallecido Raúl Moneta le regalaba caballos al embajador de los Estados Unidos en medio de la pista central. Caballos como los del cuadro que tiene el especialista en peronismo desde el 45 hasta acá Julio Barbaro y que fue regalo del mismo empresario.

Pero, mientras los ejecutivos de segunda línea de los estudios de abogados y empresas utilizaban el chat como pista central para mostrar su antiperonismo y refrendar su alianza con el macrismo a pesar que les hizo perder plata, el Gobierno tomaba nota de ciertos reclamos que le parecían más acertados. Para el círculo rojo, muchos de los jefes de las carteras terminaron el primer tiempo sin piernas para volver a salir a la cancha.

"Hay ministros que están de paseo. No tiene peso ni ejecución. No importa la pandemia, no podemos decir que somos un gobierno como el que somos si Bielsa no ejecutó el 50% del presupuesto en octubre", explica un hombre cercano al presidente Alberto Fernández.

Mientras el peronismo de Perón se dedica a golpear al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el círculo rojo apunta a un grupo de ministros que entienden que no están cumpliendo sus funciones y tratan de salvaguardar a los más dialoguistas. Mientras miran a la ministra de Justicia, Marcela Losardo, de Agricultura, Luis Basterra, y buscan proteger al Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz, y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La gran incógnita es el ministro de Economía y Finanzas, Martín Guzmán. Los empresarios en IDEA se mostraron entre apáticos a hiper críticos con el ministro, tanto que los organizadores tuvieron que intervenir para que los hombres de negocios valoraran la presencia del funcionario y dejaran de escribir en el muro del chat certeros comentarios sobre el ministro.

En el Gobierno no dudan de Gumzán y entienden que buena parte de la crítica es porque no lo comprenden y, otra parte, porque no les debe nada. "Nunca fue un consultor de ninguna cámara, jamás les vendió un informe y mucho menos hizo lobby por ellos. No es que no lo quieren, es que no están acostumbrados a que no sea alguien del sector", señalan. 

"Tuvimos ministros como Dante Sica como interlocutor, que nos entendía y le entendíamos. Con Guzmán no sabemos qué esperar", explicó un hombre de negocios. Y es cierto, Sica y su consultora ha sabido hacer negocios con todas las cámaras empresariales. Y hoy lo sigue haciendo.

Los informes de Sica y de varios ex funcionarios son los que circulan por ciertos despachos del Congreso de la Nación. Fueron acercados por cadetes de grandes empresas que buscan mostrar sus números de cara a la discusión que hundió al gobierno de Macri: el Presupuesto.

El expresidente Mauricio Macri, que ya culpó a sus ministros de Economía, a sus ex presidentes del Banco Central y al ala política de su fracaso en el Sillón de Rivadavia, no tuvo ningún empacho en señalar que se tuvo que endeudar porque los legisladores aprobaban presupuestos que tenían mucho gasto. ¿A quién se le habrá ocurrido mandar presupuestos con muchos gastos? Según la ley, este documento que algunos insisten en llamar "ley de leyes" y que no es más que una hoja de ruta de supuestos de ingresos y de gastos, es enviado al Congreso por el Jefe de Gabinete. Quizás en el call center de Marcos Peña y Hernán Iglesias Illia que estaba en el primer piso de la Casa Rosada se equivocaron y pusieron ceros donde no iban. Cosas de politólogos que no entienden de números.

Pero el martes que viene la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados firmará el dictamen y antes de que termine octubre obtendría media sanción el proyecto de ley que dice que en 2021 el país va a crecer 5.35% y la inflación será de 29 por ciento. La idea del Ejecutivo es tenerlo aprobado para mediados de septiembre cosa que, si hicieron bien el reparto de la obra pública por provincia, en el Senado conseguiría rápidamente.

Con estos tiempos, el lobby empresario está trabajando a full. Se suceden los encuentros por zoom con legisladores, se les envía documentos con cifras, se les recuerda viejas amistades de campaña, todo lo que sirva para obtener un incentivo sectorial o una reducción impositiva que va a ser usada en los próximo 20 días.

Algo similar sucede con los gobernadores de la oposición. En un zoom con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, los jefes de los estados subnacionales Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suarez (Mendoza), Gustavo Valdez (Corrientes) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) les dijeron que habilitarán el tratamiento del Presupuesto si regresa el Fondo Sojero, fondo que fue eliminado por el líder de su espacio, Mauricio Macri.

Los tiempos se aceleran tanto como la salida de reservas. Y, aunque no hay tiempo para bromas, todos sonrieron con la respuesta de Diego Armando Maradona a Macri. El técnico del club de los amores de Guzmán le respondió al ex presidente con una frase lapidaria que hace referencia a la falta de confianza en la inteligencia de Mauricio que tenía el fallecido Franco Macri: "ya lo dijo tu padre...".