Negocios & Política
Compartí

EXCLUSIVO | Escándalo Mundial: habla por primera vez el hombre cuyo testimonio puede llevar a Lionel Messi a la cárcel (Parte 1)

La Justicia de Argentina y de España investiga a la Fundación Leo Messi por el manejo irregular de fondos y el presunto lavado de activos. La ruta del dinero que tenía destino benéfico y habría terminado en cuentas offshore. El lapidario informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) y el silencio de la Corte Suprema. ¿Quién es el fotógrafo internacional que, tras colaborar cinco años con la institución, decidió renunciar y denunciar las maniobras? Primera parte de una investigación periodística que compromete a uno de los astros más importantes de la historia del fútbol mundial.

20 Septiembre de 2020

Federico Rettori en la Fundación Messi.
Federico Rettori en la Fundación Messi. — (Investigación N&P)

“Yo hasta ahora mantuve un perfil bajo con los medios, pero ahora voy a hablar porque quiero que las investigaciones avancen”, dice Federico Rettori antes de relatar los motivos que lo llevaron a denunciar a Lionel Messi por el desvío de millonarios fondos que llegaban a dos fundaciones sin fines de lucro en la Argentina desde España y que luego terminaban en empresas de la familia del astro del fútbol o en cuentas offshore. Por sus denuncias hay una causa que tramita en la justicia federal argentina y otra en España.

Rettori es un fotógrafo internacional que vive en Palma de Mallorca y que trabajó para diferentes organizaciones no gubernamentales en Sierra Leona, Mali, Kenia, Somalia, y colaboró con ayuda humanitaria en desastres naturales en India y Japón. También estuvo a cargo del área de Desarrollo y Gestión de la Fundación Leo Messi: “Primero estuve trabajando ad honorem desde 2010 hasta 2014 y después pasé a trabajar en Rosario (Argentina) con Jorge Messi (padre del jugador) desde agosto de 2014 hasta julio de 2015”.

En una entrevista exclusiva con Negocios&Política, el hombre que puede complicar a Messi y a varios integrantes de su familia cuenta todos los detalles de las presuntas maniobras de lavado de dinero y aporta una serie de documentos que avalan su denuncia, en pleno proceso de investigación judicial. La conversación es larga y más que para una crónica, los datos que aporta Rettori podrían servir para una serie de varias temporadas en Netflix. En esta primera parte:

¿Cuándo fue que se dio cuenta de la existencia de operaciones sospechosas y que el dinero que llegaba de España a la Argentina no habría sido utilizado para los emprendimientos sociales de la Fundación Leo Messi?

Una fundación es con fines sociales, no debe tener fines de lucro. Las fundaciones son organizaciones a las cuales el Estado le permite tener un montón de beneficios fiscales para llevar adelante diferentes proyectos sociales. En 2014 yo le había notificado a Jorge Messi lo que estaba pasando: no se estaba invirtiendo el dinero que se enviaba. La Fundación estaba teniendo muchísimos ingresos, pero eso no se veía reflejado en las acciones sociales. Lo que digo está respaldado por documentación y cientos de mails.

¿Cómo sabía la cantidad de ingresos que había?

Porque se cerraban convenios multimillonarios con la Fundación, salían por internet, se hacían públicos, pero eso cuando tenía que verse traducido en acciones sociales no llegaba el dinero. En un principio nos dijeron que había tiempo para invertir socialmente, lo cual es cierto porque las fundaciones tienen un plazo de tiempo. Pero luego de trabajar con él (Jorge Messi) en Rosario y ver que el dinero no se invertía y quería que invirtiéramos un dinero mínimo en comparación a los ingresos, decidí irme porque me parecía que todo era una pantalla, toda una mentira. Se los dije a todos y me fui.

Federico Rettori en misiones humanitarias.

Un lapidario informe de la UIF convalidaría la denuncia 

La primera denuncia contra la Fundación Leo Messi la hace Fernando Míguez. “Fue en junio de 2018 y el 31 de octubre de 2018 yo ratifico esa denuncia. A él lo conozco, me parece una persona comprometida, pero su denuncia no tenía mucho sustento porque estaba basada en notas periodísticas, al contrario de lo que fue la mía. Yo había trabajado en la Fundación y fui con un montón de mails, documentación, y demostré que realmente no se invertían los fondos con los destinos correspondientes”, recordó Rettori.

El juez en lo Penal Económico Nº 8, Gustavo Meirovich, fue el primero en indagar sobre las cuentas de la Fundación Leo Messi y seguir la ruta del dinero. Según el ex encargado de Desarrollo y Gestión de la organización, “a los dos días de hacer la denuncia, quedaron imputados todos: Jorge Messi, Rodrigo Messi (hermano del futbolista), Leo Messi y todas las personas que manejaron fondos. Nosotros hacemos la denuncia por desvío de fondos”, pero luego el magistrado eleva la carátula de la causa a “lavado de activos”. 

A pedido Meirovich la Unidad de Información Financiera (UIF) entra en acción y se pone a investigar el origen y los fondos de la Fundación. El informe de los sabuesos de la UIF es lapidario. “Cruzan todos los movimientos bancarios durante ocho años de las dos fundaciones ?porque en Argentina son dos?, de la familia Messi, de las empresas de Jorge Messi. Los datos que dan son demoledores y demuestran que la denuncia que yo había hecho era veraz. Yo había dicho que no se invertía la plata, había dicho que nunca se habían presentado memorias ni balances. Durante nueve años jamás presentaron memorias ni balances en la Inspección General de Justicia de Rosario. Los datos del informe de la UIF son lo que demuestran que la Fundación es un fraude”, dice Rettori a N&P.

Federico Rettori tras un tsunami.

La UIF, el organismo que se dedica al análisis y transmisión de información con el objetivo de prevenir el lavado de activos y otros delitos económico-financieros, puso bajo la lupa los depósitos que fueron realizados desde cuentas en España, Estados Unidos y Andorra a las cuentas de la filial de la Fundación que el futbolista tiene en el país, empresas y familiares directos.

Se trata del Informe Nº 219/2019 y el destinatario fue el juzgado a cargo de Meirovich. La causa ahora está en manos del juez federal Ariel Lijo, que a fines de noviembre del año pasado ordenó al Banco Central levantar el secreto bancario a la "Fundación Privada Leo Messi", para conocer la totalidad de cuentas en pesos y dólares y los plazos fijos de esa entidad.

Entre otros requerimientos -la mayoría de ellos solicitados por el fiscal Ramiro González- Lijo también pidió al Banco de la Nación Argentina un detalle digital de todos los movimientos de la cuenta corriente vinculada a la fundación. Eso no es todo, el juez requirió a la UIF que elabore un informe en relación al Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS), originado por la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Santa Fe respecto de la "Fundación Privada Leo Messi".

En la causa se investiga si la Fundación fue utilizada para realizar maniobras de blanqueo de dinero y si se cometieron otros delitos como el de evasión impositiva y el de falsificación de documentos. Y la información que solicitó el magistrado es para llegar a las personas humanas y/o jurídicas que efectuaron depósitos o transferencias a la cuenta de esa entidad o a quienes se les efectuaron pagos desde las cuentas de esa organización. Sin embargo, buena parte de esa información ya se encontraba en el expediente desde fines de abril del año pasado, volcada en la investigación que la propia UIF realizó y entregó. 

La presión sobre la Audiencia Nacional española

Desde España y a través de la plataforma Zoom, el denunciante hace énfasis en varios puntos que tiñen de más sospechas las operaciones del envío de dinero:

  • “De todo el cruce de dinero que hubo sólo se invirtió socialmente el 6,7% del dinero”.
  • “Lo del informe de la UIF es sólo el dinero declarado. Hay muchísimo dinero, la gran mayoría no fue declarado y fue a parar a empresas offshore en Luxemburgo”.
  • “Según el informe de la UIF la gran parte del dinero terminó en empresas privadas del Jorge Messi”.
  • “Lamfur es una empresa uruguaya que hizo un convenio con la Fundación Leo Messi, la cual le pagó 300.000 dólares para tener la imagen de Leo Messi en mochilas, artículos escolares, todo lo vinculado a material escolar, de los cuales fueron pagados en Luxemburgo”.
  • “Básicamente la fundación sirvió como estructura para cerrar convenios que son públicos, están en internet, de los cuales el dinero en vez de ir a la Fundación y de allí invertirlo en acciones sociales, que es lo que se debería haber hecho, termina en paraísos fiscales”.

Estuvo el 8 de septiembre en la Audiencia Nacional Española. ¿Ahí cómo está avanzando la investigación?

Para mi sorpresa no me dejaron hablar del tema, no me dejaron hablar de los desvíos de fondos, no me dejaron hablar del lavado de activos, que son los delitos fiscales. No me dejaron aportar información, yo quise aportar un pendrive y no me dejaron. Solamente me llevaron por preguntas de temas menores, casi todas vinculadas con Argentina.

¿Y qué argumentaron?

?No tienen ningún argumento. Yo lo que quiero aclarar es que las influencias que se están moviendo para parar todo esto son gigantescas. Las presiones yo las sé, han tocado todo lo que han podido tocar para frenar tanto la investigación en Argentina como en España.

Empresas y cuentas offshore

En su momento Meirovich solicitó a la UIF que informe si el jugador, su padre, y la Fundación Privada Leo Messi, “registran reportes de operaciones sospechosas y, en caso afirmativo, se informen las operatorias reportadas debiendo remitir la documentación correspondiente". También pidió que informen los datos de los accionistas, representantes, socios y beneficiarios finales “de las sociedades extranjeras Lamfur S.A. y Hanns Enterprises Limited”, y requirió los datos de los titulares, beneficiarios finales y fecha de apertura en el Andbanc Luxembourg.

El informe de 40 páginas de la UIF pone específicamente la lupa sobre las cuentas y movimientos bancarios de la Fundación Privada Leo Messi Argentina, Fundación Leo Messi (España), Jorge Horacio Messi (padre del jugador), y la firma Limecu S.A. Aunque también se menciona información sobre la madre del futbolista, Celia María Cuccittini, y sus hermanos Matías, Rodrigo y María Sol Messi.     

Entre otras sorpresas, los investigadores de la UIF identificaron que en el país hay dos fundaciones que llevan el sello del jugador de Barcelona: Fundación Privada Leo Messi y Fundación Privada Leo Messi Argentina. “Paralelamente se identificaron operaciones que habrían sido realizadas por la casa matriz de la Fundación (de España), por lo cual se expondrá la información de inteligencia resultante para cada una de ellas”, se lee en el informe que consta en el expediente desde abril del año pasado.

Federico Rettori en misiones humanitarias.

Entre la abundante información de la investigación de la UIF se lee que "en el período comprendido entre los años 2013 y 2018, Fundación Privada Leo Messi habría recibido en la cuenta corriente identificada en el párrafo anterior acreditaciones por $51.513.121 provenientes de depósitos de cheques, transferencias y depósitos en efectivo". Los depósitos fueron realizados desde España y Estados Unidos en euros y dólares. Los montos son de una sola de las cuentas investigadas.

Se indica que entre los años 2013 y 2018, la salida de fondos de la cuenta investigada "se habría efectuado mediante el débito de cheques, débitos directos y cheques cobrados por caja, egreso de fondos que totalizaron suma de $41.682.918".

Según la UIF se habrían registrado pagos a Alejandro Rebossio, de la firma Social TEAM SA, a la Fundación de Integración Deportiva Powerchair Foot, Leones de Rosario Fútbol Club, además de la compra de inmuebles. También se realizaron observaciones de las declaraciones juradas analizadas.

"Por otra parte, de información que puede ser corroborada ante la AFIP, surge que la Fundación Privada Leo Messi entre los años 2013 y 2017 habría participado de operaciones de compraventa de títulos públicos y privados siendo el intermediario sociedad de bolsa Napoli Inversiones SA por un total de $ 2.602.238 (compras) y $ 10.996.892 (ventas). Cabe mencionar que dichas tendencias o bien el resultado por las ventas de las mismas para el caso de que hayan sido enajenadas al cierre, no fueron exteriorizadas en las correspondientes declaraciones juradas".

Las tarjetas de Federico Rettori y Jorge Messi.

Un párrafo de la página 16 es lapidario: "el organismo de control habría identificado que la Fundación Privada Leo Messi Argentina se constituye en 2012 con un capital de $20.000. Durante ese primer año la entidad no registra operaciones, pero desde el año 2013 en adelante se reciben aportes millonarios registrados bajo los rubros recursos para fines generales y recursos para fines específicos, que se destinan a gastos que insumen la totalidad de los recursos, por lo que los ejercicios en sus resultados dan 0 destinándose todos los ingresos a cuentas denominadas honorarios, honorarios de comunicación, deudores varios, gastos para fines específicos y cuenta para fines específicos".

La UIF también advirtió que "la Inspección General de Personas Jurídicas de la provincia de Santa Fe habría concluido que ambas entidades tienen aportes de recursos millonarios, sin individualizar su origen, que son gastos en su totalidad en gastos operativos de las entidades que al no detallarse no pueden comprobarse". Además, las dos fundaciones “no cumplían con la presentación de la documental exigida por la legislación aplicable, y que ante la referida inspección y en virtud de la intimación que habría realizado la delegación de Rosario de dicha Autoridad con fecha 1/3/18 habría cumplimentado ?en forma parcial? con el aporte de la información requerida”.

“Es una pena que decenas de millones de euros, que tenían que ir a la gente, estén paradas, estoy indignado y solo espero que se haga justicia”, se lamenta Rettori, el fotógrafo que trabaja para fundaciones y que recorre zonas hostiles y de desastres naturales.

Negocios&Política accedió a diferentes documentos del expediente judicial de Argentina y España.
4
Negocios&Política accedió a diferentes documentos del expediente judicial de Argentina y España.