Negocios & Política
Compartí

El mercado de los Unicornios | Miami se vuelve el centro tecnológico de Estados Unidos

El aumento de los impuestos en Silicon Valley mezclado con los altos precios de los alquileres hizo que las grandes empresas migraran a una mejor opción, la ciudad-puerto con los impuestos más bajos y la mayor diversidad de técnicos de EE.UU.

por Redacción N&P

11 Enero de 2021

Nuevo Silicon. Las calles coloridas de Miami.
Nuevo Silicon. Las calles coloridas de Miami. — Foto: TecnoNew

Tras el fracaso de Silicon Valley las grandes compañías tecnológicas y financieras estadounidenses, entre otras Spotify, Goldman Sachs y Blackstone, trasladarán su sede o abrirán oficinas permanentes en la ciudad-puerto de Miami, según anuncio su alcalde, Francis Suárez.

"Firmas financieras y tecnológicas de alto perfil han decidido ya hacer de Miami su hogar permanente", dijo en rueda de prensa Suárez, lo que se traducirá en miles de puestos de trabajo nuevos en momentos en que la economía local sufre el efecto de la pandemia.

El alcalde de Miami indicó que la lista de compañías de peso que operarán en Miami seguirá incrementándose en los próximos meses. "Soy como un reclutador de fútbol americano universitario. Mi trabajo es lograr que las personas que están probando aquí y allá inviertan más en la ciudad", con el incentivo además de los bajos impuestos.

Bajos impuestos

Además del buen clima y la diversidad de población, señaló que los bajos impuestos han demostrado ser un gran incentivo que sirve para "preparar a Miami para el futuro y crear la próxima generación de líderes aquí mismo, en casa". Y precisó que estas empresas traerán puestos de trabajo de "alta calidad y bien pagados a nuestra ciudad".

Según Suárez, Miami y el condado de Miami-Dade generan la mayor cantidad de ingenieros afroamericanos e hispanos del país, pero corren el riesgo futuro de quedar excluidos o encontrarse poco preparados para muchos puestos de trabajo.

Añadió que la pandemia de la covid-19 ha desempeñado un papel importante en la decisión de estas empresas financieras y tecnológicas de reubicarse o abrir oficinas permanentes en Miami, a medida que aumenta el número de compañías que cambian a un entorno de trabajo virtual.