Negocios & Política
Compartí

Pasos Perdidos | El campo rompe acuerdos con el Gobierno, un buen momento para vender dólares y las tasas que le gustan a Guzmán

Alberto Vitalio, periodista de suelas gastadas en pasillos, despachos y cafés, en dialogo con el informante. ¿Dónde están los dólares del campo que no aparecen? ¿Es un buen momento para vender dólares o comprarlos? ¿Suben las tasas de interés?

29 Octubre de 2020

Los dólares no salen de los silobolsas.
Los dólares no salen de los silobolsas. — (N&P)

-Alberto Vitalio: Informante ¿para qué bajo retenciones el gobierno si el campo no liquida la soja?

-Informante: Gran pregunta, Vitalio. Hay mucha bronca en el ministerio del Interior, que conduce "Wado" De Pedro, porque dicen que el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) les presenta planes, pero después no vende la soja. "Acá hace menos de un mes vino Patricia Ortiz, de Bodegas de Argentina AC; José Martins, de la Bolsa de Cereales; Gustavo Idígoras, de CIARA-CEC; Diego Cifarelli, de la Federación Argentina de la Industria Molinera; Alfredo Paseyro; director Ejecutivo de la Asociación Semilleros Argentinos y Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa Nacional de Carnes y presentaron un plan para exportar 100.000 millones de dólares anuales y generar 700 mil empleos hasta 2030 si bajábamos las retenciones gradualmente. Empezamos este mes. Pero resulta que, en el primer mes de rebaja de retenciones, liquidaron divisas en octubre por USD1.713 millones y en septiembre liquidaron USD1.784 millones. Es decir que le bajamos las retenciones y retuvieron más de USD 70 millones. Y encima a nosotros nos cuentan desde la CNV y el BCRA que los miembros de esas entidades se fueron a comprar dólares contado con liqui. Nos están cargando", dijo muy enojado una alta fuente de Interior. El viernes se van a conocer los datos oficiales definitivos de liquidación del complejo exportador, que del 6 al 27 de octubre registró declaraciones juradas por 1,8 millones de toneladas en harina de soja, con un ingreso de divisas por USD828 millones; 715.000 toneladas de aceite de soja por USD 602,7 millones; 4.175 toneladas de poroto por USD2,1 millones y 1,19 millones de toneladas de maíz, por USD280 millones. Si los números son mucho menores a lo de septiembre, como se espera, el problema con el campo va a ser grave. 

-Alberto Vitalio: ¿Pero es un buen momento para vender o comprar dólares?  

-I: Los economistas creen que el test real si Guzmán va a poder domar el dólar blue y bajarlo hasta los 160 pesos se va a dar el 9 y 10 de noviembre cuando emita más deuda para "secar la plaza". Un economista muy escuchado por el gobierno le dijo a Guzmán que "en noviembre tiene que haber mucha gente que se arrepienta de haber comprado dólares a 195 pesos en el blue". La idea es primero se fortalezcan las reservas con algún ingreso extra (swap chino, por ejemplo) y avanzar hacia la flexibilización del esquema de control de cambios para fin de año (dejar que más gente pueda volver a comprar USD 200 mensuales). Guzmán sabe que en un sistema tan rígido es imposible que no se genere un aumento de la brecha. En Economía creen en el dólar blue a USD180 es una oportunidad de venta si hay más oferta, pero que puede ser señal de compra si se le ponen más restricciones al acceso al mercado cambiario. 

-Alberto Vitalio: ¿Se van a subir las tasas de interés entonces?  

-I: Es probable. El indicio más grande lo tiene en lo que paso ayer en la reunión del gabinete económico, que resolvió en la reunión del miércoles subir hasta el 33% las tasas de los créditos subsidiados para pagar sueldos del programa de Apoyo al Trabajo y la Producción (ATP). Guzmán ya les dijo que quiere tasas de interés atractivas para que la gente se quede en los pesos y no vaya a dólares. Y que no quiere más darle a la máquina de imprimir billetes y ni que el BCRA le de plata al Tesoro. Desde marzo de este año la asistencia del BCRA al Tesoro promedió $228.000 millones por mes, y Guzmán sabe que los adelantos transitorios y las transferencias de utilidades fueron la principal causa de la expansión de la base monetaria en lo que va del año. Eso es imposible que no se convierta en más inflación. El ministro sabe que la cancelación de los adelantos por $126.000 millones que hizo Economía con el BCRA representa una reducción de -5,4% contra la base monetaria promedio de octubre, lo que hará que por primera vez la aspiradora de pesos achique en algo la emisión, para poder subir las tasas para frenar al dólar y empezar a bajar la fiebre cambiaria. Algo que por estos días obsesiona a todo el gabinete.