Negocios & Política
Compartí
etiquetas
Gobierno Turismo

Nueva normalidad | Prueba piloto para el turismo internacional

Este jueves se oficializó la reapertura de fronteras para el ingreso de turistas provenientes de países limítrofes. Además, se establecieron los requisitos que deberán cumplimentar tanto los viajeros como los trabajadores del sector.

29 Octubre de 2020

Aeropuerto Internacional de Ezeiza.
Aeropuerto Internacional de Ezeiza. — (N&P)

El texto oficial, publicado hoy en el Boletín Oficial, exceptúa a la actividad turística y al transporte internacional del aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular. En esta primera etapa se autorizan los arribos que provengan de países limítrofes y tengan como destino únicamente al Área Metropolitana de Buenos Aires -AMBA-.

La Dirección Nacional de Migraciones "determinará y habilitará los pasos internacionales de ingreso al territorio nacional", mientras que los ministerios de Turismo y Deportes; Seguridad y del Interior; Transporte; y Salud, adoptarán "en el marco de sus respectivas competencias" las "medidas que resulten necesarias a los efectos del desarrollo de la actividad autorizada".

Por su parte, las personas autorizadas a prestar los servicios deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación-Emergencia Covid-19, mientras que quienes ingresen al país al amparo deberán cumplimentar la declaración jurada prevista por Disposición de la Dirección Nacional de Migraciones e incluir la constancia de PCR -con un máximo de 72 horas de anticipación- y de un seguro de asistencia médica que comprenda prestaciones de internación y aislamiento por Covid-19.

Según lo dispuesto, en todos los casos "se deberá garantizar la higiene sanitaria y la seguridad, y cuando correspondiere, la organización de turnos y los modos de desarrollo de las actividades autorizadas de modo tal que se garanticen las medidas de distanciamiento necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19". Además, "los desplazamientos de las personas afectadas al desarrollo de la actividad habilitada por la presente medida deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades exceptuadas". 

También se indicó que los establecimientos o prestadores de servicios que reciban al turismo internacional autorizado o intervengan en la actividad "deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas para preservar la salud de sus equipos de trabajo, y que estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros interurbano".

Esta decisión se justifica, según el gobierno, porque el turismo "genera ingresos genuinos por pagos de servicios directos -alojamientos, paquetes turísticos, restaurantes, industrias culturales, espacios de recreación, comercios de artesanías, servicios personales, transportes, comunicaciones, etc.- e indirectos, ya que el gasto turístico promueve sucesivas cadenas de pagos a proveedores y personal ocupado, así como inversiones en infraestructura". Por lo tanto, “es necesario adoptar medidas para la reanudación gradual de la actividad turística a nivel nacional, que permita, a través de la experiencia concreta, colectar información relevante en orden a planificar e instrumentar protocolos acordes a la priorización de la protección de la salud pública y que, al mismo tiempo, persigan y permitan la realización de la actividad en etapas ulteriores, en el marco del nuevo contexto impuesto por la pandemia de Covid-19”.