Negocios & Política
Compartí

Anuncio de Claudio Moroni | Placebo y demagogia: Se prorroga la prohibición de despidos y la doble indemnización

El ministro de Trabajo aseguró que "Siempre dijimos que mientras se mantuviera un escenario extraordinario íbamos a mantener medidas extraordinarias. Si bien estamos entrando en una etapa de recuperación económica importante, vamos a mantener las medidas sobre despidos y suspensiones por fuerza mayor". pero en verdad, es una política dirigida al viento.

por Carlos Russo

14 Noviembre de 2020

Claudio Moroni, ministro de Trabajo
Claudio Moroni, ministro de Trabajo — Télam

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó que el Gobierno nacional prorrogará hasta fines de enero del año próximo la prohibición de despedir trabajadores y hasta fines de febrero la doble indemnización, y sostuvo que el Estado "no se retira" de la asistencia a los sectores más vulnerables sino que "readecua" esa ayuda.

"Siempre dijimos que mientras se mantuviera un escenario extraordinario íbamos a mantener medidas extraordinarias. Si bien estamos entrando en una etapa de recuperación económica importante, vamos a mantener las medidas sobre despidos y suspensiones por fuerza mayor", dijo Moroni esta mañana en declaraciones a radio La Red.

El decreto que establece la prórroga de la prohibición de despidos hasta fines del mes de enero del 2021 se conocerá en las próximas horas, según indicaron a Télam fuentes de la cartera laboral.

En tanto, la doble indemnización -que vence el 25 de este mes- será prorrogada hasta "fines de febrero", precisó Moroni.

El funcionario explicó que la medida buscó desde un primer momento "proteger los contratos" en un contexto de pandemia, por lo cual "desde marzo suspendimos los despidos sin causa y las suspensiones sin pago de salario, y ahora seguimos con esta prórroga, por lo que no hay ninguna novedad".

Hasta ahí, la nota de la agencia oficial Télam, que resume la posición del Gobierno respecto a los trabajadores: Una política dirigida al viento.

En efecto, Moroni parece desconocer que la medida que fue puesta en marcha en el último diciembre, carece de valor práctico.

No sólo porque según CAME cerraron unas 60 mil pymes por la pandemia dejando en la calle al menos a 500 mil trabajadores, sino que además, la desocupación subió al 13,1% en el segundo trimestre y ese aumento en la tasa de desocupación se dio a la par de una caída del Producto Bruto Interno (PBI) durante el segundo trimestre, fuertemente afectado por la cuarentena para combatir la Covid-19, que alcanzó al 19,1% interanual, y del 16,2% respecto al primer trimestre

La desocupación alcanzó el mayor número en los últimos quince años. Y en base a los números informados por el Indec, la tasa de desocupación del segundo trimestre no resultó mayor debido a que menos gente salió a buscar trabajo en medio de las restricciones fijadas para la circulación por el coronavirus.

Walmart acordó vender su negocio en la Argentina a Francisco de Narváez después de 25 años de permanencia en el país. Otras firmas multinacionales como Latam Airlines, el minorista chileno Falabella y la firma de pintura automotriz Axalta Coating Systems, detuvieron sus operaciones locales este año. Honda Motor dejó de fabricar autos en el país en mayo, mientras que Starbucks y American Airlines también redujeron su presencia. 

Y siguen las firmas

Argentina perdió más de 20.000 empleadores del sector privado este año, un poco menos de los 23.000 de los tres años anteriores combinados. "Es muy posible que algunos cierres de empresas se derivan de la pandemia covid-19 y la estricta cuarentena, pero las recientes llamadas a inversores por sus resultados trimestrales, las empresas presentan una narrativa desgarradora de su experiencia en la segunda economía más grande de América del Sur, y las quejas apuntan más hacia fallas políticas que hacia la pandemia", como sostuvo Patrick Gillespie de la agencia Bloomberg. Es decir: cada vez hay menos empresas y por lo tanto, menos trabajadores formales.

Pero Moroni, el bueno, anuncia placebos para quizás, mantener libre de culpas a su conciencia.