Negocios & Política
Compartí
etiquetas
Gobierno Pobreza

Asistencia social | El Gobierno sumó un millón de niños como beneficiarios a la Asignación Universal por Hijo

El anuncio fue realizado por el presidente Alberto Fernández, quien calificó al subsidio social como algo "revolucionario". El índice de pobreza en el país durante el primer semestre del año fue del 40,9 % y el de indigencia, del 10,5 %.

30 Octubre de 2020

Alberto Fernández y Fernanda Raverta.
Alberto Fernández y Fernanda Raverta. — (N&P)

El Gobierno anunció ayer que incorporará a un millón de niños como beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), un subsidio social destinado a menores de sectores vulnerables, en momentos de profundización de la pobreza en el país. Para lo cual se hará una inversión de 30 mil millones de pesos.

Al anunciar la medida, el presidente Alberto Fernández calificó a la AUH como algo "revolucionario" en la seguridad social porque se ha creado "para proteger a los chicos más desprotegidos". Hasta ahora este beneficio llega a unos 4 millones de menores de edad, pero el Gobierno calcula que hay un millón de niños que deberían ser incorporados.

De acuerdo a los últimos datos oficiales, el índice de pobreza en Argentina en el primer semestre del año fue del 40,9 % y el de indigencia, del 10,5 %. La incidencia es mayor en los menores de 14 años, ya que el 56,3 % de estos niños es pobre y el 15,6 % es indigente, es decir, ni siquiera llega a cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

"Ese plan ha funcionado muy bien, llegando a los que más necesitan durante once años", señaló el mandatario. 

La AUH, creada en 2009 por Cristina Fernández de Kirchner, es un subsidio mensual al que pueden optar la madre o el padre de hijos menores de 18 años y que sea desempleado, trabajador informal, empleado de servicio doméstico o trabajador independiente de bajos ingresos.

Como condición para cobrar este subsidio, de 3.540 pesos (42 dólares) mensuales por hijo, la madre o el padre debe presentar una vez al año una libreta donde se registran datos sobre la escolaridad, los controles sanitarios y la aplicación de vacunas a su hijo. 

"Nuestra preocupación es entender la situación de esas familias y ver de qué modo podemos seguir extendiéndoles la mano que el Estado debe tenderles", declaró Fernández y subrayó que, "a instancias del trabajo de la Anses", lo primero que se decidió fue llevar "tranquilidad" a quienes no pudieron cumplir con los requisitos que la AUH impone a los padres por el impacto de la pandemia de coronavirus. Garantizó que el Estado les dará "tiempo para regularizar eso y mientras tanto seguirán cubiertos por la asignación".

"Hay 723.000 chicos y chicas que ya hemos encontrado haciendo una tarea de cruce de información en nuestro sistema, en nuestra base de datos. Por lo tanto, eso va a hacer muy rápido y después iremos a buscar al resto para que no haya en Argentina ningún niño que no tenga su AUH", dijo la directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta

El presidente Fernández insistió en la importancia de la AUH "teniendo en cuenta que más del 50 % que los menores de 14 años están en estado de pobreza". "Primero los últimos. El día que igualemos a la Argentina todos vamos a estar moralmente más tranquilos y éticamente más seguros. En eso estamos trabajando", aseveró el jefe de Estado. 

Esta herramienta distributiva ha sido valorada en el mundo entero y en el país a través de distintos informes económicos que mostraron una mejora en los índices económicos de los sectores más bajos. Sin embargo, Argentina atraviesa una fuerte crisis económica agravada por la pandemia de coronavirus y se prevé que este año su PIB caerá un 12 %.