Negocios & Política
Compartí

Un reiterado reclamo | Felipe Solá rechazó ejercicios militares de Reino Unido en las Malvinas

El Gobierno pidió “unir fuerzas y juntar todos los recursos disponibles para combatir la Covid-19”. No es a primera vez que el Gobierno británico hace una demostración de su poderío bélico en la región. Atenta a esos gestos, la Cancillería argentina volvió a demostrar su desagrado.

por Redacción N&P

07 Enero de 2021

Reclamo. El canciller Felipe Solá apuntó contra los ejercicios militares en Malv
Reclamo. El canciller Felipe Solá apuntó contra los ejercicios militares en Malv — Foto: Télam

La Cancillería argentina rechazó "enérgicamente" los ejercicios que en los pasados días realizaron las fuerzas armadas de Reino Unido en las Islas Malvinas. Ya lo ha realizado en numerosas ocasiones, sin embargo, no hay ningún tipo de respuestas de la otra parte.

"La República Argentina (...) rechaza en los términos más contundentes la realización de estas maniobras militares en territorio argentino ilegítimamente ocupado", aseveraron en un comunicado desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto que dirige Felipe Solá.

La Cancillería indicó que los ejercicios "constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales".

Reino Unido tiene una base militar permanente en las Islas Malvinas. En las prácticas militares participaron soldados del Grenadiers Guards y del Scots Guards, en conjunto con fuerzas de la Royal Navy de la Royal Air Force.

En cambio, Argentina se mostró dispuesta a "reanudar las negociaciones" para resolver el conflicto sobre la soberanía de las islas, llamadas Falkland Islands por los ingleses.

"Nuestro país lamenta que en tiempos en que la humanidad tiene que unir fuerzas y juntar todos los recursos disponibles para combatir la Covid-19 y en los que se está atravesando una situación tan grave y delicada, se dediquen esfuerzos sin sentido a cuestiones militares", aseveraron desde la Cancillería.

Insistieron además en que "la presencia militar británica en las islas se contrapone categóricamente con la permanente voluntad de la República Argentina de resolver la controversia por medios pacíficos".