Negocios & Política
Compartí
etiquetas
Política

La pelota ¿no se mancha?: | Fútbol para T (de Turner): al Ratón Mickey le comieron el queso y ahora otra multinacional se quiere poner los cortos

Nuestro antropólogo de la política aprovecha el retorno del Campeonato de Primera División para responder las preguntas del millón (varios millones en realidad): ¿quién se queda con el negocio de la televisación? ¿Hay margen para el retorno de Fútbol para Todos?

16 Octubre de 2020

¿Puede volver el Fútbol para Todos?
¿Puede volver el Fútbol para Todos? — N&P

Arranquemos explicando lo más básico. ¿Por qué en un espacio donde escribimos sobre política y economía, hoy les vamos a hablar de fútbol? Veintidos homúnculos, divididos en dos equipos de once, disputándose una pelota para poder meterla dentro del arco del otro, puede ser una actividad lúdica muy entretenida para quienes lo disputan. 

Pero si lo combinamos con el elemento pasional, muy común en estas tierras, la cosa se transforma es un espectáculo para los que alientan a cada escuadra. Ahora, si por obra y gracia del capitalismo (y de Don Julio, que se nos piantó, pero siempre está), a esa ecuación le sumamos la venta de los derechos para televisar el show, también puede convertirse en un negocio muy rentable.

La torta es muy grande y cuantos menos haya para repartir, más suculenta será la porción que les toque a cada uno de los socios. Así fue siempre, hasta que a una señora muy querida por muchos y también muy odiada por otros, se le ocurrió la peregrina idea de absorber los costos de toda la fiesta y permitir que puedan disfrutarla todos y todas, tuvieran o no recursos para pagar el rescate de aquel secuestro de los goles, perpetrado por los que manejaban el circo.

Pero la Señora jugó mal sus fichas y perdió las elecciones. Y así llegó un señorito muy fifí, que le devolvió a sus amigos la bandeja con el pastel, los cubiertos y hasta las servilletas para que se hicieran un festín. Todo con el argumento de que la Señora había robado mucha plata con esa zoncera de quererle regalar el fútbol a cualquiera.

Pasaron cuatro años, la Señora aprendió la lección, armó un equipo para ganar y recuperó la punta del campeonato. Y entonces con la manija en la mano, los muchachos que hoy celebran el cumpleaños de su movimiento, volvieron a poner el ojo sobre una negocio que, hasta ayer, lo manejaba una multinacional del entretenimiento: Walt Disney, a través de la fusión de dos compañías que tienen el know-how del negocio como Fox y ESPN.

Antes, cuando el hombre que inventó este juego estaba vivo, todo era más sencillo. Don Julio se sentaba a negociar, arreglaba y repartía, como se le cantaba, pero repartía. Y como buen Don, se las ingeniaba para dejar contentos a los integrantes de la "famiglia"

Pero desde que se murió, ninguno de quienes lo sucedieron estuvieron a su altura. Y resulta más complejo juntarles la cabeza a todos. Aún así, este viernes la mayoría de las instituciones miembro de la Liga Profesional de fútbol decidieron romper parte del contrato de explotación de los derechos audiovisuales al acusar a Fox/ESPN de “graves incumplimientos” en sus obligaciones.

Los clubes votaron a favor de “rescindir  de manera irrevocable” el vínculo con una de las dos compañías que desde 2017 tienen los derechos para trasmitir los partidos de la Primera división del fútbol argentino. Hubo 20 clubes que aprobaron la medida, tres que decidieron no participar de la reunión (River, Boca y Estudiantes) y Talleres que pidió más información sobre los puntos en los que se basó la ruptura. 

Según informa el muy bien informado periodista Pablo Jiménez en el portal Doble Amarilla, "todo comenzó cuando Disney (controlante de ESPN) decidió iniciar en Argentina la fusión de hecho luego de adquirir globalmente a la firma FOX. Esto generó un movimiento de impacto mundial en los medios y principalmente en las señales deportivas. En nuestro país, Fox Sports se fusionó con ESPN tal como las cadenas lo vienen mostrando en sus mismas pantallas. Esta unión se hizo pese a no tener aún el visto bueno de las autoridades nacionales, que tienen que dictaminar si esta adquisición no transforma al nuevo conglomerado en monopólico".

Ambas compañías compiten por el negocio del fútbol.

La compañía controlante de Fox Sports (FSLA Holdings LLC) jamás cumplió con informar su fusión con ESPN tras ser adquirida por el Grupo Disney lo que conlleva a un “grave incumplimiento” del contrato audiovisual. El texto de aquel vínculo exige que cualquier cambio de control deba ser informado dentro de los 30 días, pero Disney ocultó ese cambio durante varios meses ya que esta fusión dio inicio a principios del año pasado. 

“Durante más de 18 meses en los cuales mantuvieron oculto el Cambio de Control ya ocurrido, ha impedido a las Entidades del Futbol el ejercicio de sus derechos contractuales, a cuyo efecto la cláusula 21.15 había establecido el deber de notificación respecto del acaecimiento de un Cambio de Control dentro de un plazo esencial acompañando la documentación pertinente para acreditar las calidades requeridas y las garantías suficientes para las Entidades del Fútbol”, se dijo entre los argumentos para poner fin a la relación con uno de los licenciatarios de esos derechos.

Clarín no es el único monopolio

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) ya emitió un dictamen recomendando rechazar la fusión de las dos compañías por considerar que podría incurrir en acciones monopólicas. De hecho, uno de los puntos en los que pone el ojo es justamente la cantidad de derechos de explotación adquiridos entre ESPN y Fox Sports. Lo que entiende la CNDC es que esta operación tiene "la potencialidad de distorsionar la competencia" en el mercado y generar "una concentración de señales deportivas". 

"En definitiva, dado que las señales ESPN y FOX SPORTS son los competidores más cercanos en el mercado de señales deportivas, la operación de fusión elimina a un competidor relevante. Por consiguiente, la operación tendría como consecuencia el incremento sustancial de la concentración en el mercado de señales deportivas con un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas notificantes, con el consecuente impacto en los consumidores, que podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga", explicita la CNDC en la resolución. 

Justamente entre los argumentos esgrimidos por los clubes para poner el fin al contrato es el riesgo que conlleva haber fusionado las pantallas sin avisar al fútbol y sin tener la aprobación gubernamental.  “La transferencia de control tiene impactos significativos respecto del Contrato,  más aún considerando que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ya emitió un Dictamen de objeción al respecto por considerar que el cambio de control implementado tiene la potencialidad de restringir o distorsionar la competencia y que por tanto podría resultar prohibida según lo dispuesto por el art. 8 de tal norma”, dijeron ayer los directivos que votaron por la rescisión del contrato.

¿Y ahora qué pasa eh?

Mientras el recuerdo de Pil Trafa sobrevuela la redacción virtual de N&P, la Asociación del Fútbol Argentino y la Liga Profesional de Fútbol se preparan para adjudicar a otra empresa los derechos que tenía Fox Sports. Tal como recuerda Jiménez, "el vínculo de explotación de los derechos audiovisuales firmado en 2017 era en un 50% para Fox Sports y otro 50% es de Imagen Satelital S.A. (Turner - TNT Sports). Según reza el texto de ese contrato en caso de que una de las partes quede fuera del negocio, la otra parte tiene el derecho de tener prioridad para adquirir la otra mitad. Es decir, el fútbol está obligado a sentarse primero con Turner y ofrecerle la parte que deja su hasta ahora socia comercial".

Marce y Chiqui, dos actores de reparto en una película de muchos millones.

Los clubes se la pasan quejándose porque nunca les alcanza la plata que les da la televisión. Algunos piensan que ese vínculo se negoció de manera apurada y que el valor es inferior al que deberían recibir. Es por eso que es de esperar que una eventual negociación con Turner incluya la condición de elevar el valor a recibir por la explotación de la otra mitad de los derechos audiovisuales.  "Vamos a meter presión para subir el monto que nos pagan, si hacemos números y con el armado del nuevo campeonato, podemos llegar a incrementar el monto en US$ 30 millones", comentaba ayer un dirigente.

Y a todo esto ¿qué piensa el gobierno?  Desde la Jefatura de Gabinete oficialmente nadie se expidió sobre la decisión. Sin embargo, un funcionario que tuvo mucho que ver con el proyecto original de Fútbol para Todos y que está vinculado al mundo del fútbol profesional, habló con este veterano cronista. Y no se anduvo con chiquitas. "Me parece muy bien que le hayan rescindido el contrato a Fox/ESPN, pero lo que me parece inadmisible es que le saquemos el negocio a un monopolio transnacional y se lo demos a otro también foráneo. ¿Por qué no podemos organizar una UTE o alguna otra variante que no implique ceder las ganancias a una empresa extranjera? Si nosotros tenemos el talento y la capacidad de hacerlo, ¿por qué se lo tienen que llevar los de afuera?", explicó a N&P Aníbal Fernández.

Hagan lo que hagan, deberán resolverlo con celeridad porque en dos semanas arranca el campeonato y cuando la pelota empieza a rodar, la máquina de hacer billetes comienza a repartir dólares.  Esta vez ¿quién se quedará con la parte del león?